Skip to content

La Sociedad se une para apoyar a Rogelio

febrero 25, 2012

ACLARACIÓN: El abogado actual de Rogelio Guerra, a cargo de la negociación es el LIC. ALVARO DUARTE CUE.

Jueves 31 de mayo del 2012

El día de hoy quedó firmado y ratificado el acuerdo entre Azteca Novelas y un servidor en el que para cerrar este capítulo, ambas partes nos desistimos de la demanda que interpusimos.

Aunque me extendieron la invitación para regresar a trabajar con Azteca Novelas, no existen planes para ello y por supuesto no me están forzando a hacerlo, como se dijo en algunos medios.

Tampoco hubo un arreglo económico y no recibiré un centavo. Los términos del acuerdo fueron muy simples. Nos desistimos y como en los choques, “cada quien se va a su casa con su golpe”.

Nuevamente expreso nuestro más profundo agradecimiento por su interés y apoyo incondicional que nos llevaron a cerrar esta etapa.

Después de más diez años, la única forma de dejarlo atrás y poder pasar a la siguiente etapa es dar por terminado el tema de mi conflicto con Azteca Novelas y enfocarnos a transformar la experiencia vivida en propuestas concretas para mejorar nuestro deficiente sistema judicial.

Una vez recuperados mi nombre, mi casa y sobre todo mi paz y la de mi familia, les reitero la invitación para permanecer unidos como sociedad civil para “dar voz” a quienes desde el anonimato son víctimas de situaciones similares… Estamos trabajando en el proyecto para que muy pronto puedan registrarse y participar formalmente.

Atentamente,

Rogelio Guerra

Viernes 25 de mayo del 2012

Gracias a ustedes No marcharemos el sábado 26.

Todos ustedes con su apoyo lograron que Azteca Novelas tuviera la disposición de negociar para que mi vida y la de mi familia vuelva a la normalidad. De esta negociación depende que recuperemos la paz que en más de 10 años no hemos tenido.

Esta pesadilla que hemos vivido,  mi familia y yo, nos ha sensibilizado en lo urgente que es modificar el sistema de justicia de nuestro país.

Cuando mi familia y yo decidimos hacer pública nuestra situación –en un pésimo momento pues es  año electoral- confiábamos en la fuerza de las redes sociales para hacer escuchar lo que parecía que nadie quería escuchar.

En este momento, gracias a la unión sin fronteras de todos ustedes, medios de comunicación, compañeros actores, intérpretes, artistas de diferentes disciplinas de manera individual y como gremio y sociedad civil hemos comprobado que si queremos un verdadero cambio que favorezca al ciudadano común y no a los intereses de un partido o un grupo, tenemos el poder y el deber de generarlo desde la sociedad civil organizada.

Desde un principio, la convocatoria fue para apoyar la justicia y dijimos que no era una causa individual de una persona conocida -yo Rogelio Guerra, “Todos Somos Rogelio”-, lo que pedimos y seguiremos pidiendo es que se revise la forma en que se imparte la justicia.

Antes de conocer la disposición de Azteca Novelas para llegar a un arreglo, ya existía el  proyecto de formar una organización de la sociedad civil, fundación o similar para dar voz a quienes desde el anonimato luchan por defender sus derechos, en muchos casos, como el mío, atropellados por la propia autoridad. Es exactamente la situación en que se encuentran miles de mexicanos pero con el agraviante de no contar con la atención que me da el ser una figura pública.

Gracias a las redes sociales conocí y he estado en contacto con personas de gran valía como todos ustedes, muchos incluso dedicados a trabajar arduamente en propuestas concretas para acabar con la injusticias consecuencia de un sistema judicial deficiente, con quienes ya he establecido contacto para echar a andar este proyecto.

La frase “Todos Somos Rogelio” comienza a transformarse en hechos y no solo en palabras.

Iniciamos un acuerdo con Azteca Novelas. Ambos tenemos la disposición de negociar y solicitan como prueba de buena fe  no marchar y que yo no asista al zócalo, con la idea de que todos los que están al tanto de la marcha y de nuestro movimiento, se enteren también de su buena disposición.

Por tal motivo, informamos que no marcharemos el sábado 26 y les tendremos al tanto del desarrollo de dichos acuerdos.

Por lo pronto, agradezco infinitamente el apoyo de cada uno de ustedes que abrió la puerta a una negociación, hacia una solución en lo que a mi caso toca, pero sobre todo que han mostrado su valentía al reprobar públicamente, los excesos del poder judicial. Los invito a seguir trabajando conmigo para cristalizar este proyecto en favor de mejorar la impartición de justicia en nuestro país.

En breve, los invitaremos a sumarse a un esfuerzo conjunto, organizado y dirigido para apoyar a todas las víctimas de injusticias que no tienen voz.

No marcharemos el sábado 26 pero seguimos adelante, queremos justicia y queremos paz para todos.

Atentamente,

Rogelio Guerra

********************************************

*******************************************

Rogelio Guerra a punto de perderlo todo

Rogelio está a punto de perder todo lo que ha logrado a base de esfuerzo durante más de 60 años, incluso su nombre artístico (la posibilidad de trabajar) por haber ganado un juicio por incumplimiento de contrato a una poderosa televisora.

La televisora no solo incumplió lo que se le condenó a pagar en el 2005 a Rogelio Guerra mediante un juicio, sino que abrió otro proceso irregular, pues se basa en el mismo contrato de la demanda ganada por Rogelio… Sí, el mismo que en términos legales llaman “Cosa Juzgada”, es decir que no se puede volver a juzgar

El llamado para grabar la telenovela en el que se basa la acusación se hizo por un proceso también irregular, en el que las pruebas presentadas durante este juicio resultan todas improcedentes.

¿Por qué razón una empresa tan importante haría eso?

Para competir con Televisa –la más importante- ofrecieron a muchos actores condiciones de trabajo superiores para cambiar de televisora. La gran mayoría de ellos, son ahora víctimas de sus contratos pues no les han cumplido, viendo sus carreras estancadas y su situación económica afectada.

Tras un juicio en el 2005, TV Azteca es condenada a pagar a Rogelio Guerra el equivalente a los dos proyectos incumplidos.

Imaginamos que sentar el precedente de que el actor ganó una demanda, resulta muy delicado para la televisora pues ha incumplido las condiciones de contratación de gran parte de su elenco. La sentencia podría desatar una ola de demandas en su contra.

¿Cómo lo ha evitado? Utilizando el miedo como arma.

Los últimos diez años en la vida de Rogelio Guerra han sido una pesadilla. Entre juicios, abogados, demandas, confesionales, pleitos legales, amenazas anónimas, estrechez económica, angustia, impotencia, injusticia e indignación.  Cualquiera que esté al tanto de esto obviamente desiste de la idea de demandar a la televisora…

La única explicación lógica que encontramos a todas las irregularidades en este caso es aparentemente corrupción. ¿Corrupción por parte de quién?. No lo sabemos y es lo que quisiéramos que se investigue.

Esto le está sucedido a Rogelio Guerra, primerísimo actor que ha compartido créditos con figuras como María Félix y  Cantinflas. Este muy querido y respetado actor mexicano que ha llegado hasta donde está a base de esfuerzo es una figura pública que tiene acceso a los medios. ¿Qué nos espera a los ciudadanos comunes?

LIC. RAÚL CARMONA JAIME                                                         Más información…

Abogado de Rogelio Guerra  (al momento de hacer pública la situación del actor)